Valle del Este (Campo de Golf)

Con anchas calles, grandes y receptivos greens y con 5.720 metros desde los tees de competición realmente no lo aparenta, sin embargo, la estratégica posición de los tees y de los obstáculos en la zona de caída de bola hace que independientemente del nivel que tenga el jugador, cada hoyo sea un autentico reto.

El paisaje, el desierto almeriense con ocasionales vistas al mediterráneo y las ondulaciones del terreno lo convierten en un espectáculo visual.

Los pequeños tees de salida circulares situados en alto y el desierto que hay que sobrevolar en cada hoyo, hacen de cada uno de estos un desafío.

Las calles recuerdan en algunos hoyos los mejores campos de Arizona pero con la particularidad de la vegetación almeriense. También hay lagos estratégicamente situados para llevar al jugador al límite de sus posibilidades.

Los greens, rápidos y francos por su tamaño hacen que haya una gran variedad de posiciones de bandera con diferencia en alguno de ellos de hasta 4 palos.

Los 3 pares 5 de este campo par 71 son asequibles para llegar de dos buenos golpes para los jugadores de buen nivel, pero recordad que los fallos en este campo se pagan caros. Para los principiantes y jugadores medios no deben tener ningún problema en alcanzar el green en 3 o 4 golpes.

Los 4 pares 3 son absolutamente diferentes, el 2 es uno largo en pequeña subida y con un green muy amplio que necesitara del mejor hierro largo o madera de calle para alcanzar el green. El 6 y el 14 no deben representar un gran problema con un hierro medio-corto en las manos.

La asignatura de Valle del Este es el hoyo 12. Realmente la distancia no es un problema, 152 metros desde los tees traseros o 138 desde caballeros pero el río que lo cruza si que los es. Las vistas, los dos pequeños bunkers traseros, sobrevolarlo todo, simplemente uno de los mejores pares 3 de España.

No hay pares 4 de 440 metros en este campo pero tampoco los echarás de menos. Las posiciones de los tees lo son todo, el jugador menos agresivo desde el tee normalmente tiene su recompensa.

El hoyo 3, por ejemplo, un fantástico par 4 de 345 metros que te obliga a pensar desde el tee de salida. Una calle rodeada de agua, con varias zonas de caída de bola y un espectacular green protegido por una cascada que discurre por su flanco derecho, el cual hay que sobrevolar para alcanzarlo.

El inmejorable clima donde se puede jugar todo el año con ropa ligera y el estado del campo por el fantástico mantenimiento hacen que Valle del Este sea una experiencia inolvidable.

Pese a su juventud, inaugurado en Julio del 2002, pero debido a su reputación, tiene ya infinidad de eventos importantes dentro del panorama nacional.


Imágenes