DESCUBRE EL ENTORNO
TURISMO EN ALMERÍA

Playas prácticamente vírgenes a las que se asoman impresionantes acantilados, grandes playas de arena fina, sierras que recorren la provincia de este a oeste y el único verdadero desierto del continente europeo son algunas de las claves de los entornos naturales almerienses. Espacios de un enorme valor medioambiental y que ofrecen muchas posibilidades para la diversión y la puesta en práctica de distintos deportes.

El Levante Almeriense

La Comarca del Levante Almeriense está formada por un total de 13 municipios y está cruzada de norte a sur por la Autovía del Mediterráneo. Entre sus pueblos se encuentran algunos de arraigado carácter turístico, como es Mojácar, y otros que en los últimos años se han sumado a la oferta de turismo tanto de sol y playa, como del llamado rural y de aventura. De las localidades del interior destaca la de Sorbas, en la cual se halla el Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas, un enclave sorprendente y especialmente interesante para los aficionados a la espeleología.

En su conjunto, esta comarca ofrece un sinfín de posibilidades para el ocio y la diversión, entre las que se encuentran, por ejemplo, las relativas a deportes como el senderismo, el golf, la hípica, la vela o el submarinismo.

Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Encierra una gran variedad paisajística y ecológica debido, entre otros factores, a la actividad volcánica que vivió esta zona hace unos diez millones de años. Su parte marítima, que va desde la Playa de los Muertos hasta la de Torre García, posee seis áreas catalogadas como reservas marinas y esconde playas de arena que se mantiene casi virgen. Aunque el terreno es árido, alberga una de las zonas húmedas más importantes del litoral peninsular: las salinas, un lugar fundamental para el descanso de aves migratorias como los flamencos, avocetas y cigüeñas, a su paso hacia África. De su vegetación, cabe destacar el azufaifo y el palmito, la única palmera autóctona europea.

Paraje Natural Desierto de Tabernas

Muy conocido por haber sido escenario de numerosas películas del oeste americano, constituye el único verdadero desierto del continente europeo. Aquí la lluvia a penas hace acto de presencia y, cuando aparece, el agua descarga con tal violencia que erosiona aún más el terreno. La aridez extrema provoca una vegetación espinosa, rastrera y con escasas y pequeñas hojas, todo ello para evitar que el insaciable sol les robe la humedad que el rocío aporta durante la noche. El paraje se extiende por los municipios almerienses de Alboloduy, Gádor, Gérgal, Tabernas y Santa Cruz. En Tabernas, el visitante también podrá divertirse y formar parte de algunas de las escenas más típicas de las películas del oeste, en el Parque Temático Mini Hollywood.

Parque Natural Sierra de María-Los Vélez

La piedra, de naturaleza caliza y dolomítica preside este entorno que abarca los municipios de Chirivel, María, Vélez-Banco y Vélez Rubio. A los pies de las alargadas crestas con cotas que superan los 2.000 m. de altura, crecen importantes masas de pinares: pino carrasco y laricio. De la fauna que lo habita, lo más característico es la abundancia y diversidad de aves rapaces. Pero también hay ardillas, lirones careto y ratones de campo.

El parque también es rico en restos arqueológicos, sobre todo, pinturas rupestres en el interior de cuevas y grutas como La Gitana o la del Queso. Muy cerca de Vélez-Blanco, pero fuera del parque, está la cueva de Los Letreros, lugar donde aparece el Indalo, símbolo de Almería.

Parque Nacional Sierra Nevada

El Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, con una superficie de 86.208 hectáreas, se extiende por las provincias de Granada y Almería. La Estación de Esquí y Montaña de Sierra Nevada goza de un enclave privilegiado, el Espacio Natural, en el que coexisten las figuras de protección de Parque Natural (desde 1989) y Parque Nacional (1999). Además, se sumó a la Red Mundial de Reservas de la Biosfera en 1986.

Siemprevivas, dedaleras, tiraña, manzanilla de la sierra, violeta de Sierra Nevada, estrella de las nieves, amapolas de Sierra Nevada y acónitos, forman parte de las más de 2.000 especies vegetales (66 endemismos exclusivos), de gran vistosidad y colorido, que viven en el Parque. Anfibios, reptiles, mamíferos, aves y una rica entomofauna (80 endemismos exclusivos), conforman la fauna de Sierra Nevada, especialmente ligada a los hábitats de la alta montaña mediterránea. La cabra montés, habitual de las altas cumbres, es la especie más característica del parque.